Guía para un consumo responsable este Black Friday
Consumo responsable en el black friday

Este viernes nos enfrentamos al fantasma del Black Friday, el primero después de la vacunación masiva y en el que la población mundial va a poder realizar sus compras con mayor «normalidad». Sin embargo, los problemas en la cadena de suministros, el alza desmesurada de las materias primas y una alta inflación (5,5% en octubre de 2021) preocupa a los comerciantes. En un momento en el que las ofertas son imprescindibles para la recuperación económica, conviene también hacer un consumo responsable en el Black Friday.

Con todo este clima de incertidumbre en los precios y la preocupación por el desabastecimiento, hay que sumarle un punto optimista y es que sí se intuyen ciertas ganas de comprar durante este Black Friday. Pero los consumidores se han vuelto más astutos. Al igual que otros años, el 84% de consumidores no confía en que las marcas ofrezcan verdaderos descuentos, según datos facilitados por FACUA. Por ello, conviene recordar que durante el Black Friday debemos consumir de manera responsable para que las ganas de comprarnos un capricho no nos hagan perder la cabeza y desviarnos de nuestro presupuesto. En Argent te dejamos algunos consejos de especialistas para un consumo responsable durante este Black Friday.

Planifica el presupuesto que te puedes gastar

La mayoría de problemas con el desmesurado gasto este día es que los consumidores no establecen límites al presupuesto y acaban pagando más de lo que esperaban. Por eso es buena idea hacerse un presupuesto máximo con lo que te puedes gastar, que este no entre dentro del presupuesto en productos básicos (alquiler, comida, suministros) y tomar una decisón racional. Lo mejor es anticiparse a los gatos futuros y sacar un presupuesto en base a ello, para que los descuentos del Black Friday te salgan a tu favor. Un pequeño tip es que no pagues con tarjeta de crédito, sino que saques en efectivo tu presupuesto y así solo gastarás lo que realmente quieres. Puedes descargarte apps que te ayudan a controlar tu gasto, como Spendee o Coinscrap.

Haz una lista de lo que realmente necesitas

Un abrigo nuevo, una batidora porque la que tienes se te ha estropeado, cambiar de smartphone… Recuerda que es un día para aprovechar los descuentos en aquellos productos que necesitas, que te hacen falta. No confundas deseo con necesidad, si no tus impulsos consumistas podrán contigo y acabarás comprando ropa que no necesitas y te sentirás mal después. Esto también es importante para tener en cuenta la sostenibilidad del planeta. Según Worl Wide Fund for Nature (WWF) la mentalidad de consumo necesita cambiar para 2050 o de lo contrario necesitaremos tres planetas para satisfacer la actual demanda de producción.

Asegúrate de que es una buena oferta

Los conocidos como «falsos descuentos» abundan este día. Seguro que has visto alguna vez que en la etiqueta señala 40.99€ y tachado un 89.99€, pero si rascas un poco ves que el precio original era exactamente el mismo que ahora. Mucho cuidado porque muchas marcas van a intentar engañarte con esto, haciendo parecer que te están aplicando un gran descuento y solo están jugando con la psicología de los precios. Lo mejor para evitar esto es hacer uso de la razón, un seguimiento de los precios y comparar con otras tiendas. Para ayudarte, la empresa Minderest ha hecho un verificador de ofertas para que las marcas no puedan engañarte.

Compra en comercios locales

Especialmente ahora, los comercios locales necesitan que los consumidores compren en sus pequeñas tiendas. Son los que peor lo pasan en caso de crisis económica, de suministros o energética. Por ello, debemos darle prioridad en un día de gran consumo como hoy. De esta forma, ayudamos a las pequeñas tiendas de nuestro barrio y a las familias que peor lo pueden estar pasando. Además, comprando en comercios de cercanía ayudas a la sostenibilidad del planeta ya que no se necesitan tantos costes de transporte y la huella ecológica es menor.

Intenta dar una segunda vida antes de comprar

Puede que no puedas permitírtelo o que te preocupe el medio ambiente tanto como para no querer participar en el consumismo de masas. Aún así, puedes optar por las tiendas de segunda mano que ya llevan descuentos sustenaciales aplicados a sus precios. También puedes organizar tu armario o despensa para ver lo que puedes seguir usando. Incluso puede ser que una amiga o un familiar quiera tirar algo que ya no usa y te lo puede dar a ti para que le des una segunda vida. Las posibilidades son infinitas antes de comprar un producto nuevo el Black Friday y hacer un consumo responsable.

Noticias Relacionadas