Las SICAV, sociedades de inversión al borde del abismo

¿Qué es una SICAV?

SICAV es un acrónimo utilizado para referirse a las Sociedades de Inversión de Capital Variable. Es un vehículo de inversión, donde un grupo formado con un mínimo de 100 personas aportan un capital superior a los 2.400.000€, que será utilizado para comprar y vender todo tipo de instrumentos financieros con el objetivo de hacer crecer el capital invertido inicialmente. Estas sociedades se constituyen como Sociedades Anónimas, por lo que los aportantes de capital serán sus accionistas y la integración de nuevos socios estará basada en el traspaso de acciones, como sucede por ejemplo en cualquier empresa del IBEX 35. Para que la SICAV se pueda crear en España es imprescindible que su domicilio fiscal, administración y dirección estén situados dentro del territorio español.

En el caso de que un accionista quiera desprenderse de sus acciones, y no encuentre contrapartida, la empresa estará obligada por ley a recomprarle esas acciones al precio contable en ese momento. Adoptar la forma de sociedad anónima les permite ostentar una personalidad jurídica, pero al pertenecer a un régimen especial, se les otorga libertad para no cumplir necesariamente con lo estipulado acerca de la adquisición de acciones de la propia empresa. Las SICAV cotizan en el Mercado Alternativo bursátil (MAB).

¿Cómo funciona una SICAV?

La SICAV opera a través de una gestora, la cual habrá sido previamente elegida por el consejo de administración. Esta gestora establecerá los objetivos y a partir de ellos fijará la política de inversión que mejor se adapte a estos.  Dentro de esta política de inversión, se fija la cantidad de renta fija y de renta variable que debe poseer en cartera la SICAV, así como políticas relacionadas con la reinversión de los rendimientos. Estas decisiones se toman en función del riesgo que se quiera asumir, existiendo algunas sicav conservadoras y otras más agresivas.

¿Qué ventajas fiscales presenta una SICAV?

Lo interesante de las SICAV es su fiscalidad, mucho más favorable con los beneficios obtenidos, pues tributan al 1% y permiten retirar el beneficio de cada ahorrador “a la carta”, con tipos fiscales menores al de otras inversiones. Esta tributación del 1% no es un privilegio exclusivo de las SICAV sino que se corresponde con la tributación de cualquier tipo de Institución de Inversión Colectiva (IIC). Ahora bien, como he mencionado previamente, la principal ventaja para los socios de este tipo de institución es que al no tener que declarar beneficios, en caso de que los hubiera, se genera un diferimiento en el pago de impuestos hasta que se tome la decisión de retirar el beneficio de la SICAV.

Claves de su éxito

Este tipo de vehículo de inversión ha sido muy utilizado para canalizar los ahorros de las familias más pudientes. En la mayoría de este tipo de sociedades, más del 90% de la acciones está concentrado en un número muy reducido de accionistas, los cuales suelen tener el control total del consejo de administración. De esta manera, cualquier tipo de decisión que se vaya a tomar con relación a la SICAV, va a tener que pasar por ellos, siendo en última instancia los que determinan el futuro de la misma.

Grandes protagonistas en España

Vamos a hablar ahora de quienes son los grandes actores del mundo de las SICAV en España. El Banco March, fundado en 1926 y con una clara orientación en banca privada es el mayor gestor del país. Dispone en su cartera de Torrenova, Cartera Bellver y Lluc Valores. La primera de ellas cuenta con el mayor volumen de capital variable en España, con 4500 accionistas entre sus filas. Destaca por su carácter conservador, con un peso de la renta variable del 21%, manteniendo su objetivo de proteger la inversión de sus accionistas, mientras que las otras dos destacan por un perfil más agresivo, siendo Lluc Valores la más decidida de todas ellas con un peso del 70% en renta variable.

Tenemos también entre las grandes destacadas a BBVA Asset Management, que gestiona la segunda mayor Sicav por patrimonio, Morinvest, el cual es propiedad por Alicia Koplowich, la segunda mujer más rica de España. Esta SICAV cuenta con un valor superior a los 500 millones de euros (556 millones actualmente) y que fue una de las que mejor resistió la pandemia del Covid gracias a su liquidez, lo que le permitió aumentar su exposición en renta variable tras el desplome de las bolsas.

La gran mayoría de los grandes bancos siguen apostando por utilizar este tipo de vehículos de inversión gracias a sus elevadas ventajas fiscales. El Banco Santander es otro de los grandes gestores, contando con Gerprisa Inversiones y Herprisa Inversiones, mientras que la empresa Pactio Gestio completa el ranking de estas grandes gestoras de Sicav, con Allocation como tercera mayor sicav de España.

Autores:

Marcos Pérez

Lourdes Navarro

Alejandro Arranz

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas