TRUMP: SONRISAS Y LÁGRIMAS
elecciones Trump versus Biden

Autor: Luis Pérez Purroy

El presidente más polémico de la historia reciente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald J. Trump nunca dejó indiferente a nadie. Genio, diablo, gurú del mercado, autoritarito. Muchos son los calificativos que ha recibido a lo largo de su mandato, y ahora, que llega a su fin, es hora de poner los hechos sobre la mesa y analizar las consecuencias que los cuatro años de este magnate en la Casa Blanca han tenido sobre la cuna de la democracia moderna, los Estados Unidos de América.

Trump y la gran expansión

Política fiscal agridulce y sus consecuencias

La política fiscal durante el mandato del republicano se podría resumir en pocas palabras como la mayor bajada impositiva en 30 años de los Estados Unidos. Ejemplo de ello, es la gran reforma fiscal realizada en 2017 articulada en tres grandes bloques 1) Bajada del impuesto de sociedades desde un 35% a un 20% 2) Bajada del impuesto sobre las plusvalías desde un 23.8% a un 20 3)Bajada del IRPF del a todos los ciudadanos independientemente de su renta.

Esta reforma fue fuertemente criticada por sus contrincantes políticos, los cuales habían realizado una política fiscal opuesta, argumentando que el déficit estadounidense iba a crecer desmesuradamente debido a la gran bajada impositiva a las grandes empresas. Esta afirmación se cumplió en parte y el déficit de la economía más grande del mundo fue aumentando ligeramente durante su mandato, ya que a pesar de que se produjo un aumento de la recaudación debido al efecto Laffer , en un 6,4% en 2019, el gasto público se mantuvo, financiándose con deuda.

Fuente: Datos macro

Sin embargo, centrarse sólo en el déficit dejado en la era Trump sería olvidar muchas bondades que su política fiscal ha generado. Bajo esta política fiscal de carácter expansivo, la economía estadounidense tuvo un crecimiento histórico reconocido como uno de los mayores de su historia, encontrándose en niveles de pleno empleo y un Producto Interior Bruto de un 2,2% en 2019 antes de la pandemia global. Las consecuencias su histórica rebaja impositiva se advirtieron en los bolsillos de la población americana se tradujo en una y una evolución positiva del mercado bursátil.

Fuente: Datos macro

La bolsa en esteroides

Bajo el mandato de Donald J. Trump, la bolsa experimento su etapa más prospera desde la era Clinton. La revalorización del índice americano (SP500) ascendido un 60% y el índice tecnológico (NASDQ) se revalorizó en más de un 130%, unos resultados no conseguidos tras la Gran crisis financiera, ni en los años de estímulos monetarios desenfrenados. En el caso del Russell 2000, índice de pequeñas y medianas empresas, experimentó un crecimiento algo menor, avanzando un 25%.

La reforma fiscal junto al debilitamiento del dólar provocaron que las empresas maximizaran sus beneficios, aumentando significativamente sus exportaciones, consagrando a Trump como uno de los presidentes que más ha impulsado la industria americana.

En este gráfico podemos observar el comportamiento del SP500 durante el mandato de Trump. Éste, incluso tras el fuerte golpe inicial del Covid- 19, ha podido superar los niveles posteriores al comienzo de esta, gracias a la rápida reacción de la Reserva Federal y la administración de Trump.£

Paz militar y guerra comercial

Guerra, si por algo son conocido los Estados Unidos es por precisamente ser la potencia armamentística por excelencia en la historia de la humanidad. La guerra nunca le fue extraña a este país, ni si quiera para el premio nobel de la Paz, Barack Obama, el cual pasará a la historia como el único presente que durante todos los años mandato estuvo involucrado en guerras. Muchos se llevaron a la cabeza con la elección de Trump, alegando, que iba a ser uno de los presidentes más bélicos de USA. Sin embargo, la realidad ha sido bien distinta. Trump se ha caracterizado por ser más guerrero con sus palabras que con sus actos, alcanzando hitos como el pacto con Corea del Norte y un acuerdo histórico de Paz entre los Emiratos Árabes, Bahréin e Israel. Hay un tipo guerra que sí ha librado Trump constantemente, la guerra comercial.

La guerra comercial ha sido la herramienta por excelencia utilizada por Trump para hacer valer los intereses americanos frente al extranjero. La más sonada, la Guerra comercial con China. Esta comenzó en 2018, gravando con aranceles las exportaciones de carbón y acero y ha proseguido de un intercambio acciones punitivas por parte de ambos países para dañar sus economías. Una de las decisiones de mayor importancia contra el gigante asiático, ha sido la prohibición a la industria americana de la utilización de tecnología China, como fue el caso de Huawei. Este conflicto ha sido constante durante todo su mandato, con cortas treguas seguidas de más restricciones comerciales. La Unión Europea, tampoco se ha librado de los golpes en la mesa del presidente americano, como los aranceles a la UE por los subsidios de los miembros a Airbus, que causaron daños a la compañía estadounidense Boeing. Estos aranceles se impusieron a raíz de que la OMC diese la razón a Estados Unidos, sumando un total de unos $7.500 millones, un 10% a las grandes aeronaves civiles que la UE vendía a EEUU y un 25% a ciertos productos agrícolas.

Caos mundial, la gestión de la pandemia

En 2020, el mundo moderno se encontró con uno de los mayores desafíos a nivel mundial, la crisis del Covid-19. La enfermedad china ha traído al mundo la cifra de 1,4 millones de muertos según los datos oficiales, de ellos más de 200.000 pertenecen a Estados Unidos y junto a esta gran crisis de carácter humanitario vino un desplome sin precedentes de la economía mundial incluida, por supuesto, la estadounidense.

Este aciago año para la humanidad ha provocado la ruptura del crecimiento norte americano, produciendo una contracción record del 32,9%, la mayor registrada en la historia. La administración Trump ante este desplome de su economía puso rápidamente un paquete de estímulos reconocido como el mayor de la historia. Este estímulo fiscal de 2,2 billones de dólares incluyó medidas como dinero helicóptero (estímulos que van directos al bolsillo de los ciudadanos para aumentar su consumo) y préstamos a bajo interés a aquellas empresas que lo necesiten. Todo ello ha tenido un efecto inmediato sobre la economía, produciendo que el desempleo pasase de un 15% a un 8 % y que los índices americanos, como el SP500 se recuperasen a gran velocidad, alcanzando niveles superiores a los posteriores a la gran caída.

Como conclusión, la era Trump es sinónimo de crecimiento económico. Las medidas que se han tomado a lo largo de su mandato se han demostrado eficientes desde el punto de fiscal. Han creado trabajo y han generado un ambiente propicio para el pleno empleo. Incluso el manejo de la pandemia ha sido ejemplar en términos económicos, ya que las ayudas fiscales y monetarias realizadas por la Administración republicana han conseguido una recuperación en tiempo record de una economía gravemente golpeada por la pandemia. Europa debería echar un ojo al otro lado del charco y aprender en vez de llevarse las manos a la cabeza con cada declaración “políticamente incorrecta” que hace el presidente de los Estados Unidos.

Noticias Relacionadas

AMAZONLAND

AMAZONLAND

Autor: Juan Gallardo Gil de Montes Todas las empresas, independientemente del sector, han tratado de adaptarse a la nueva realidad que vivimos marcada por el distanciamiento social a través de la oferta de productos vía online. Si este era un sector que cada vez iba...

El Camino Regulatorio de las Criptomonedas

El Camino Regulatorio de las Criptomonedas

Autor: Luis Pérez Purroy La Revolución monetaria  El dinero, algo tan simple y complicado. Simple para el ciudadano de a pie, herramienta por excelencia para conseguir sus objetivos. Complicada, sin embargo, es la política monetaria y cómo utilizarla para mejorar...

Año Nuevo, gimnasios y un empujoncito

Año Nuevo, gimnasios y un empujoncito

Llega esta época del año y se suelen suceder los mismos acontecimientos (con algunas adaptaciones dado el COVID- 19): la fiesta de empresa o fin de exámenes, la cena de Nochebuena con la familia, la comida de Navidad, el salir con los amigos a tomar algo la tarde de...